sábado, 25 de junio de 2016

La Verdad Duele (2015)


Mike Webster, exjugador de los Steelers, equipo de fútbol americano ubicado en Pittsburgh, Pennsylvania, fallece a los 50 años tras padecer problemas de salud y vivir en la mendicidad durante sus últimos años. El Doctor Bennet Omalu (Will Smith), médico especialista en patología forense, examina el cadáver de Webster y descubre que la causa de la muerte se debe a la Encefalopatía Traumática Crónica, fruto de las lesiones cerebrales que el exjugador padeció durante su carrera profesional. 

En consecuencia, Omalu decide publicar un artículo científico dónde explica y defiende su descubrimiento sobre los efectos negativos que producen las constantes contusiones cerebrales producidas durante los partidos. La publicación llega hasta el Comisionado de la NFL (la Liga Nacional de Fútbol Americano), que niega que Webster padeciese daño cerebral e inicia una campaña con el objetivo de desacreditar y retractar al Dr. Bennet Omalu ante la opinión pública.


El largometraje, dirigido por Peter Landesman, trata la ciencia, la religión, el racismo y la ética personal. En primer lugar, Bennet Omalu es retratado como un científico nigeriano que, a pesar de ser un católico practicante, contempla el descubrimiento de la Encefalopatía Traumática Crónica como un avance en el campo de la ciencia. Esto supone la oportunidad de investigar posibles soluciones para contrarrestar los efectos del daño cerebral por contusiones en los partidos y dar a conocer la enfermedad ante la opinión pública y los equipos estadounidenses de fútbol americano. 

En segundo lugar, el racismo. Por no haber nacido en Estados Unidos, la NFL y el FBI ven a Bennet Omalu como un ciudadano de segunda que quiere acabar con el fútbol americano como deporte nacional, le acusan de ser un inmigrante ilegal y de ejercer de patólogo forense sin la titulación académica correspondiente. 

Finalmente, la ética personal, que está presente en el Dr Julian Bailes (Alec Baldwin), el doctor de los Pittsburgh Steelers, que se opone a la versión del Comisionado de la NFL y decide apoyar a Omalu en su lucha para descubrir la verdad.

Will Smith interpreta muy bien su papel como el Dr. Bennet Omalu, a la vez que dota al personaje de una gran sensibilidad, racionalidad y honestidad. Da la sensación que Smith ha madurado como actor y es capaz de adaptarse a guiones de películas que van más allá de la comedia (Hitch y Hancock) y la acción (Wild Wild West y Yo, Robot).

El largometraje presenta la lucha de un científico contra el corporativismo de la NFL para así mejorar las condiciones de vida de los deportistas de élite.

Puntuación: 7,5/10


sábado, 18 de junio de 2016

Southpaw (2015)


Billy Hope (Jake Gyllenhaal) es un boxeador estadounidense que, tras mantener una larga racha de imbatiblidad en el cuadrilátero, pierde a su mujer Maureen (Rachel McAdams) en un trágico accidente. Este hecho supone un punto de inflexión en la vida profesional y personal de Hope porque, después de esto, pierde el siguiente combate, sus propiedades y la custodia de su hija. Sin casa y caído en desgracia, Billy Hope acude al gimnasio de Tick Willis (Forest Whitaker) en Nueva York en busca de ayuda para volver a la élite del mundo del boxeo, recuperar a su hija, ganarse el respeto de la prensa, de los aficionados y llevar una vida normal de nuevo.

Antoine Fuqua vuelve a sorprendernos con una película que describe el lado íntimo y familiar de un deportista profesional, el grado de influencia de los contratos profesionales y los agentes en la vida extra deportiva, la brevedad del éxito en el cuadrilátero y la presión de la fama en un boxeador. Además, el largometraje contiene escenas dramáticas que dan a entender que los boxeadores son personajes públicos que son admirados y respetados cuando han alcanzado la cima de la montaña pero nadie se acuerda de ellos cuando ya no están en ella. En relación con el lado humano del protagonista, el director se esfuerza por mostrar a Billy como un boxeador que vence y supera todos sus demonios del pasado para alcanzar la grandeza y la redención en el cuadrilátero. Es posible que Fuqua se haya inspirado un poco en Million Dollar Baby para rodar el largometraje y en la cobertura mediática del enfrentamiento entre Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao en Mayo del 2015.


Jake Gyllenhaal hace una gran interpretación de Billy Hope que, visto lo visto, bien podría estar a la altura de la de Sylvester Stallone como Rocky Balboa. Rachel McAdams hace un buen papel como esposa de Hope en el film y sorprende la actuación de Forest Whitaker, que recuerda al Whitaker que interpretó a Idi Amin en El Último Rey de Escocia por su capacidad de trabajar el personaje hasta el límite.

En definitiva, la cinta destaca por la actuación de Jake Gyllenhaal, el trasfondo sociocultural de la figura del boxeador y los momentos de drama, tensión y emoción que logran captar la atención del espectador.

Puntuación: 8/10

domingo, 5 de junio de 2016

Fin de Semana de Netflix

THE DO-OVER


Parece que Adam Sandler ha encontrado su sitio en el panorama cinematográfico actual: Netflix. Después de The Ridiculous 6, Sandler nos presenta una nueva película muy de su estilo, The Do-Over. La película no ofrece nada nuevo, todo nos es familiar en esta comedia casi para todos los públicos. Guión simplón, humor tonto y chicas guapas. La historia tiene parecidos con Niños Grandes o Sígueme el Rollo y muchos gags no nos sorprenden. Sin embargo, la película tiene su toque divertido y a pesar de ser muy previsible, la historia es entretenida. Comienza con más fuerza de la que termina pero no es uno de los peores trabajos del actor.

Recomiendo la película a todas esas familias que se sientan en el sofá un domingo por la tarde para ver una peli divertida, entretenida y sin demasiadas complicaciones.


BLUE MOUNTAIN STATE


Terminada la primera temporada, debo reconocer que la serie me enganchó desde el primer instante. Con un toque que recuerda a American Pie, la serie es de lo más entretenida, graciosa y sus 20 minutos de duración se hacen cortos la mayoría de los episodios. Muchas de las tramas son inverosímiles, muy exageradas, pero al fin y al cabo eso es lo que hace que la serie tenga tanta gracia y sea tan divertida. Según mi opinión, el mejor personaje de la serie es Thad Castle, papel interpretado por el actor Alan Ritchson. Su locura y su estupidez encajan a la perfección con lo que es la serie. Muchas ganas de continuar viendo las dos temporadas que me quedan (por desgracia solo tiene tres).

Además, mencionar que en Netflix también se puede encontrar la película Blue Mountain State: The Rise of Thadland (2016), con los mismos protagonistas. En breve subiré crítica de esta peli.


VACACIONES EN EL INFIERNO


Aunque no es fácil ver a Mel Gibson protagonizando una película, cuando lo hace los seguidores de sus películas de los 80 y 90 hace que nos sintamos orgullosos de él. Y es que en esta película de 2012 sobre crímenes, tráfico de drogas, cárceles mexicanas y conflictos fronterizos, Gibson demuestra estar en muy buena forma. La película, con un toque oscuro e irónico, recuerda por momentos a Payback, película de 1999 protagonizada por el actor. Vacaciones en el Infierno es una película muy entretenida, que avanza sin prisa pero sin pausa y con un guión de los más acertado. Las dosis de acción están perfectamente ejecutadas y aparecen cuando la historia más lo necesita. Encontrar una película de acción convencional que sea buena es muy difícil hoy en día. Vacaciones en el Infierno cumple perfectamente con su cometido. Gibson al servicio del espectador. Genial. 

jueves, 2 de junio de 2016

Janis (2015)


Janis Joplin es una chica estadounidense de Port Arthur, Texas, que a una temprana edad se interesa por la música rock y muestra comportamientos totalmente opuestos a la sociedad blanca sureña de los años 60. En su adolescencia comienza a escuchar y estudiar grupos de blues. De todas las bandas y cantantes que influencian su carrera artística, Odetta y Billie Holiday son las más importantes. Otro factor determinante en la vida de Joplin es el hecho de trasladarse de Texas a San Francisco, una ciudad que a mediados de los sesenta experimenta el nacimiento de la cultura hippie y permite a Janis Joplin consolidarse como cantante de rock.

Amy J. Berg dirige el documental biográfico-musical sobre Janis Joplin. El largometraje sorprende por cómo trata la vida de la cantante dentro y fuera de los escenarios. Las entrevistas con los familiares, amigos, miembros de las antiguas bandas, los audios y grabaciones de Janis Joplin siendo entrevistada o actuando y las cartas que la artista enviaba a sus padres en Port Arthur son las fuentes directas e imprescindibles de las que se nutre el documental sobre Joplin. La cinta también ofrece una nueva imagen de la cantante como una mujer con una personalidad compleja y que nadaba a contracorriente en la sociedad conservadora de Texas.

En resumen, el largometraje destaca por presentar a Janis Joplin como una artista de rock que superó los estigmas sureños de raza y género, aunque no hace juicios de valor en relación a las drogas y los problemas personales que la acompañaron en toda su vida.

Puntuación: 8/10