sábado, 29 de octubre de 2016

Doctor Extraño


Visualmente bella y técnicamente excelente. Estos son los dos adjetivos que mejor describen Doctor Extraño. Si el primer punto de inflexión en el Universo Cinematográfico de Marvel fue, según mi opinión, Guardianes de la Galaxia, esta es el segundo. Y lo es porque es una película muy diferente a todas las demás, con casi nada en común (excepto alguna gema del infinito...) y que introduce nuevos elementos que no habíamos visto hasta ahora, como por ejemplo, la magia. Todo apunta a que marcará un antes y un después en el UCM.

A pesar de lo dicho anteriormente, si analizo Doctor Extraño individualmente y no como parte de un conjunto, he de admitir que la película me dejó un poco frío. La historia no me terminó de convencer y a excepción de lo mencionado en el párrafo anterior, la película no tiene mucho en especial. Es entretenida, sin más. La construcción del personaje es correcta aunque escueta, el villano no tiene mucho protagonismo y todo ocurre muy deprisa, casi un poco precipitado según mi opinión. En cuanto a humor, quizás no hay tantos chistes ni gags pero no tiene nada que envidiar a otras películas del género.


Como he dicho antes, lo mejor de la cinta reside en el apartado técnico. Secuencias increíbles que dejan asombrado al espectador y hacen que te preguntes a ti mismo como lo han hecho. Es puro espectáculo. Por momentos me recordó a Origen del gran Christopher Nolan.

Por lo que respecta al reparto, buena interpretación de Benedict Cumberbatch y sorprendente Tilda Swinton en el papel de El Anciano. Con menos protagonismo pero también correctos, Rachel McAdams y Mads Mikkelsen. Lo siento por Chiwetel Ejiofor, pero no terminé de entender su personaje ni la finalidad que tiene en la película.


En definitiva, Doctor Extraño parece que será uno de los personajes relevantes en el futuro próximo del UCM a pesar de que la película como tal no es una de las mejores que he visto. Marvel ha hecho los deberes aportando elementos que complementan el todo, con una película arriesgada y entretenida, pero sin lograr un excelente como si hizo con la última del Capitán América. Próxima parada: Guardianes de la Galaxia Vol. 2, ¡qué llegue ya!

Puntuación: 7/10

PD: recordad, hay dos secuencias post-créditos. Una vale mucho la pena, la otra era innecesaria. 




domingo, 23 de octubre de 2016

El Contable


Sensaciones agridulces las que me dejó El Contable de Ben Affleck. Por un lado, la película tiene puntos fuertes que la hacen un producto bastante entretenido y disfrutable. Sin embargo, flojea en otros aspectos que no terminaron de convencerme. Podríamos decir que la película es una mezcla de acción y de suspense y, según mi opinión, la historia es mejor cuando hay más de lo primero y menos de lo segundo.

Christian Wolff (Ben Affleck) es un prodigio de las matemáticas que trabaja como contable para grandes corporaciones, organizaciones criminales... Su tranquila vida cambia cuando es contratado por una gran empresa en la que descubre que falta una importante cantidad de dinero. Será entonces cuando él y Dana Cummings (Anna Kendrick), una contable de la misma empresa, iniciarán una persecución a contrarreloj para lograr salvar sus vidas y descubrir quién es el causante de dicha estafa.


La trama es bastante interesante y las escenas de acción no dejan indiferente a nadie. Sin embargo, la película es más placentera cuando hay acción, asesinatos y persecuciones que en los momentos en los que se supone que la historia se pone más intrigante. En la mayoría de las ocasiones, parece que se le quiere dar mucho suspense cuando realmente no está pasando nada. El ritmo de la cinta es correcto aunque parece encallarse en algunos de estos momentos. Es por esto que creo que funciona mejor como peli de acción que como thriller. El giro de guión al final de la película logra llamar la atención pero en ningún caso logra que el espectador llegue al clímax.


Ben Affleck siempre me ha gustado aunque mucha gente dice que es un poco inexpresivo y no lo niego. Su personaje es un genio matemático con un síndrome parecido al autismo y con problemas para relacionarse. Es por este motivo que su inexpresividad se adapta bastante bien al personaje. De todos modos, el carisma y el aplomo de Affleck suman puntos a la película. Además, la presencia de J.K. Simmons y Jon Bernthal hace que el reparto sea bastante potente. Anna Kendrick cumple pero no convence.

En definitiva, El Contable es una película ideal para pasar un buen rato, sin demasiadas complicaciones y con un buen reparto. No es un gran cinta de suspense pero como peli de acción resulta amena. 

Puntuación: 7/10 

domingo, 16 de octubre de 2016

Especial Arma Letal

Nuestro segundo especial trata sobre las cuatro películas de Arma Letal, todas ellas dirigidas por Richard Donner y protagonizadas por dos grandes del cine de acción de los 80 y 90 como son Mel Gibson y Danny Glover.


Después de ver toda la saga, hacer una crítica individualizada de cada cinta se me intuye un poco complicado. Hay que reconocer que las cuatro películas tienen un registro muy parecido y por suerte de los espectadores, la calidad no disminuye a medida que avanza la saga. Así que antes de hablar de cada película en concreto, mencionaré algunos puntos que tienen en común.

Uno de los principales puntos fuertes de la saga es la química entre Mel Gibson (Martin Riggs) y Danny Glover (Roger Murtaugh). Mientras que uno (Gibson) es un descerebrado que parece disfrutar poniendo su vida en peligro cada dos por tres, el otro (Glover) ve cada vez más complicado seguir en el cuerpo de policía de Los Ángeles porque "ya es viejo para esta mierda". Además, el primero no tiene familia y el segundo sí, lo cual hace que afronten de diferente forma las situaciones de peligro.

Otro de los puntos fuertes de la saga es las continuas escenas de acción que aparecen en todas ellas: persecuciones, atracos, explosiones, asesinatos... Como dirían algunos, echan toda la carne en el asador. A pesar de que no hay en todas la misma cantidad de acción, hay que admitir que las películas de Arma Letal son de lo más entretenidas.

Sin más preámbulos, vamos a empezar a hablar de cada una de ellas.

Arma Letal (1987)


La mejor de todas. Aunque he dicho que todas están a un nivel parecido, la primera, al ser la novedad, fue la que me gustó más. La presentación de los personajes es muy completa y el villano y sus secuaces están a la altura. Tanto unos como otros logran convencer. La historia es la mejor de las cuatro y su ritmo es de lo más acertado. (8/10)

Arma Letal 2 (1989)


Aunque me costó encontrar diferencias entre esta y su predecesora, tengo que reconocer que los villanos de esta segunda entrega no me terminaron de convencer. Destacar que en esta película entró con fuerza el personaje de Joe Pesci (Leo Getz), dándole un toque más divertido a la historia. También sale en los 2 cintas siguientes y creo que la llave del éxito de su personaje es que logra sacar de quicio a Riggs (Gibson) y desesperar a Murtaugh (Glover). Es como si el hecho de tener que aguantar a Getz uniera un poco más a los dos protagonistas. (7,5/10)

Arma Letal 3 (1992)


El villano me gustó más que el de la segunda entrega pero la tercera parte está un poco por debajo de sus dos predecesoras. Destacar la presencia de Rene Russo en esta tercera entrega que logró dar el contrapunte femenino a tanto protagonista masculino. El romance entre Gibson y Russo aporta un nuevo elemento a la saga que no se había visto hasta la fecha. (7/10)

Arma Letal 4 (1998)


Mejor en algunas facetas que su predecesora directa pero con algunas debilidades. Según mi opinión, Jet Li es uno de los mejores villanos de la saga pero en esta cuarta entrega me sobró un poco de diálogo (demasiada verborrea) y me faltó un poco más de acción en ciertas partes de la película. (7/10)

Por último, solo me gustaría recomendar Arma Letal a todos los amantes de las películas de acción de los 80 y 90. Son 4 películas de lo más divertidas con dos grandes actores al frente, Gibson y Glover. Espero que este segundo especial os haya gustado. Nos vemos en el siguiente...

domingo, 9 de octubre de 2016

Un Monstruo Viene a Verme


J.A. Bayona ha demostrado una vez más su buen hacer detrás de las cámaras. Después de El Orfanato (2007) y Lo Imposible (2012), el director español cierra su trilogía acerca de las relaciones materno filiales con una emocionante película que no deja indiferente a nadie. El Orfanato la temí, Lo Imposible me hizo sufrir y Un Monstruo Viene a Verme me ha emocionado. 

La película cuenta la historia de Connor (Lewis MacDougall), un niño que ve como su madre (Felicity Jones) va apagándose poco a poco y no puede hacer nada para impedirlo. Su vida es cada vez más convulsa (sus padres están separados, tiene una mala relación con su abuela...), y sus problemas de adaptación son más que evidentes. Sin embargo, todo cambia cuando un monstruo le visita, hecho que le cambiará la vida y la manera de afrontar la enfermedad de su madre.


La historia trata un tema duro y profundo con una elegancia y sutileza que emociona. La presencia del monstruo hace que la película se convierta en una especie de fábula donde la imaginación es la principal protagonista. Es una cinta triste, con un trasfondo trágico, pero que a la vez tiene un encanto y una alegría que permite al espectador olvidarse de lo que realmente está ocurriendo para adentrarse en un mundo de fantasía en el que el director ha cuidado hasta el más mínimo detalle.

La cinta goza también de una bella fotografía y de unos efectos especiales más que geniales. La recreación del monstruo está muy lograda. Además, destacar la buena interpretación del actor Lewis MacDougall, que logra dotar al personaje de un gran humanismo y una gran madurez pese a su temprana edad.

En definitiva, Un Monstruo Viene a Verme es un bello cuento que emociona y sumerge al espectador en un increíble mundo de fantasía. No os la podéis perder, os la recomiendo encarecidamente. 

Puntuación: 8,5/10