domingo, 20 de noviembre de 2016

La Llegada


A pesar de las buenas críticas y la buena acogida del público, mucho me temo que voy a ser de los pocos que no salió entusiasmado del cine después de ver La Llegada (Arrival).

Antes de empezar con mi crítica, os hago un breve resumen de la película: la llegada de 12 naves extraterrestres a lo largo del planeta hace saltar las alarmas de todos los países del mundo. El gobierno americano, en busca de respuestas, decide recurrir a los servicios de una experta lingüista (Amy Adams) y a un experimentado físico (Jeremy Renner) para averiguar el motivo de la presencia alienígena en la Tierra. A medida que la protagonista va aprendiendo su lenguaje, descubrirá que hay muchas cosas que la humanidad desconoce y la llevarán a un viaje interior que determinará su futuro y el de toda la humanidad.

La historia parte de una buena premisa, con muchas incógnitas por resolver, con una tensión que se puede palpar desde el primer hasta el último minuto. La película avanza con determinación pero lejos de convertirse en la típica cinta de ciencia ficción con extraterrestres de por medio, se convierte en un thriller psicológico dónde nada es lo que parece y todo está por descubrir. Y la verdad es que creo que es una propuesta muy interesante. Cierto es que los extraterrestres juegan un papel determinante, pues la historia gira en torno a su aparición. Sin embargo, en el nudo me faltó algo que no vi, por ejemplo, que los alienígenas jugaran un papel diferente, un poco más proactivo. Es decir, se me hizo un poco pesada en algunas partes de la trama debido a la lentitud en la que ocurren las cosas.


Otro aspecto negativo que encontré en la historia es que el viaje espiritual, por así decirlo, en el que se ve inmersa la protagonista durante la película no terminó de convencerme y tampoco me emocionó. Entiendo que a la gente a la que sí le tocó la historia les parezca una cinta mejor de lo que yo la estoy pintando. Para gustos, colores.

Por lo que respecta al reparto, nada que objetar. Amy Adams realiza una muy buena interpretación, mientras que Jeremy Renner y Forest Whitaker acompañan a la protagonista principal realizando dos buenas actuaciones.


La película me pareció una mezcla entre Contact (1997), dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Jodie Foster, y 2001: Una Odisea en el Espacio (1968), del inigualable Stanley Kubrick. Si alguien las ha visto las dos y no le han gustado, no hace falta que vaya a ver esta cinta. Si por el contrario, como en mi caso, sí que le han gustado, recomiendo que vayan al cine a verla. Y si, por remoto que pueda sonar, alguien no ha visto ninguna de las dos, les recomiendo que vean las tres. 

En definitiva, La Llegada es una cinta atrevida y poco convencional, que tiene sus cosas buenas pero que a mí no me convenció. La recomiendo a todos los fans de la ciencia ficción porque creo que, para bien o para mal, es una cinta que hay que ver.

Puntuación: 7/10

domingo, 13 de noviembre de 2016

Sully


Después de ver Sully tengo la sensación de que para Clint Eastwood resulta fácil hacer películas. A pesar de sus 86 años, el director demuestra que continua en plena forma presentándonos una historia real acerca del amerizaje forzoso de un Airbus 320 en el río Hudson de Nueva York el 15 de enero de 2009. El capitán de ese avión, Chesley Sullenberger, salvó la vida de los 155 pasajeros que iban a bordo gracias a su pericia y su experiencia. Sin embargo, algunos quisieron desacreditar al capitán diciendo que en las condiciones en las que estaban los motores, hubiese podido regresar al aeropuerto de La Guardia sin mayores consecuencias. La investigación posterior al accidente demostró que Sully fue un héroe ya que, de tomar cualquier otra alternativa, nadie hubiese salvado la vida.


Eastwood nos presenta la historia de un modo directo, claro y conciso. El director cuenta los hechos tal y como sucedieron sin andarse por la ramas y sin fisuras. La cinta dura aproximadamente 90 minutos, que es una duración más que razonable porque, y perdonen la expresión, no había chicha para más. Con eso quiero decir que aunque una historia parezca que no puede dar mucho de sí, como yo pensaba antes de verla, se puede hacer una muy buena película si se es un buen narrador. Y Clint Eastwood lo es.

Esta película va de nombres propios: Chesley Sullenberger (el artífice del milagro), Clint Eastwood (el director) y Tom Hanks. Este último hace una muy buena interpretación, como es habitual en él, y eso hace que la película sea mucho mejor. El Primer Oficial que acompaña a Hanks a los mandos del avión es Aaron Eckhart, que realiza una interpretación muy correcta.


En definitiva, Sully cuenta una historia verídica de un modo claro y directo, con una gran interpretación de Tom Hanks y demostrando una vez más que Clint Eastwood es un gran director. La recomiendo a todo el mundo.

Puntuación: 8/10

sábado, 5 de noviembre de 2016

Luke Cage

Año: 2016
Creador: Cheo Hodari Coker
Reparto principal: Mike Colter, Mahershala Ali, Simone Missick, Rosario Dawson, Theo Rossi, Erik LaRay Harvey y Alfre Woodard.
Episodios: 13
Duración: 55 minutos



Después de Daredevil y Jessica Jones, Netflix nos trae el tercer personaje de su propio universo de superhéroes de Marvel. Según mi opinión, Luke Cage, la serie en cuestión, es una serie potente, que logra atrapar al espectador y con un reparto muy bueno a pesar de ser poco conocido. Pienso que la serie está por debajo de Daredevil pero por encima de Jessica Jones. A continuación os explico las razones.

La historia, pese a tratar de superhéroes, tiene un toque dramático porque la trama se esfuerza mucho en explicar la trágica vida del protagonista, su pasado, todo lo que ha perdido y el tormento de vivir con sus habilidades. De todos modos, con esto no quiero decir que no haya acción, que la hay, y para todos los gustos: armas, lanzamisiles, explosiones, peleas, persecuciones, secuestros, asesinatos... En resumen, es una serie de superhéroes entretenida pero con un estilo más oscuro y visualmente menos espectacular como sí lo son las películas del UCM. 


Por lo que respecta al reparto y a las interpretaciones, apruebo con buena nota a Mike Colter como Luke y Simone Missick como Misty. Los dos lo hacen genial. Rosario Dawson aparece más que en las otras series (de momento es la única que sale en las tres) y lo hace realmente bien. En el caso de los villanos, Cottonmouth (Mahershala Ali) y Diamondback (Erik LaRay Harvey) ocurre algo peculiar. En el caso del primero, el actor hace una interpretación correcta, con mucho carisma, pero a su personaje lo pintan como alguien bastante intrascendente mientras que en el caso del segundo ocurre todo lo contrario. 


Después de ver esta serie, creo que Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage tienen un parecido más que razonable y muchas cosas en común: son gente normal y corriente que se ven con la obligación moral de luchar contra criminales, organizaciones secretas y gente con habilidades increíbles, los tres viven en un Nueva York corrupto y decadente después del incidente (así es como se refieren al ataque de los Chitauri en Los Vengadores), y los tres tienen un pasado difícil.

Desde mi humilde punto de vista, creo que en el futuro habría que evitar un exceso de series de este tipo porque cada vez es más difícil aportar cosas nuevas y lo único que se consigue es saturar al espectador. Con esto quiero decir que, aunque Luke Cage me ha gustado, me ha parecido muy similar a las otras y creo que si Marvel y Netflix continúan produciendo series juntos, estas tienen que aportar cosas realmente nuevas y ser totalmente diferentes a las que ya existen. 


En defintiva, Luke Cage es una buena serie de superhéroes, muy amena, que de bien seguro gustará a todos los fans de Marvel pero que quizás dejará un poco frío al espectador que no está al día con todas. Si Marvel y Netflix logran dosificarse, no abusan de hacer muchas series parecidas y presentan superhéroes que tengan un tono diferente a lo que hemos visto hasta ahora, estoy seguro de que podrán continuar triunfando durante mucho tiempo.

Puntuación: 8/10