sábado, 15 de julio de 2017

La Guerra del Planeta de los Simios


La tercera parte de la trilogía del Planeta de los Simios, La Guerra del Planeta de los Simios, es un excelente final a esta saga que empezó en 2011 con El Origen del Planeta de los Simios y que continuó en 2014 con El Amanecer del Planeta de los Simios. Para mi gusto, la mejor entrega fue la segunda, seguida muy de cerca de esta tercera parte y de la primera.

La última entrega de la saga, dirigida por Matt Reeves, también director de la segunda parte, es una película espectacular de principio a fin. Las secuencias de acción están muy bien rodadas y los efectos especiales son excelentes. El protagonista, César, interpretado por el gran Andy Serkis, consigue una vez más meterse al público en el bolsillo desde el primer momento. 


La película, siguiendo la línea de sus predecesoras, quiere ser algo más que un simple blockbuster veraniego y la historia contiene un interesante debate moral sobre las decisiones que toman los humanos cuando se ven en peligro, capaces de convertirse en un ser vil para sobrevivir. Es una cinta muy entretenida aunque debo admitir que sus 140 minutos de duración me parecieron un poco excesivos.

En realidad, hay un solo motivo por el que pienso que la segunda parte fue mejor que esta tercera y es el siguiente: en El Amanecer del Planeta de los Simios, sí tuve la impresión que el planeta era de los simios porque tomaban la iniciativa en todo momento, eran poderosos y los humanos parecían indefensos. En cambio, en esta tercera entrega son los simios quienes parecen ser las víctimas, estando a merced de los hombres. De todos modos, esto no es una crítica propiamente a la película, que es buena, si no al planteamiento de la saga en general.


Por lo que respecta al reparto, como ya he dicho anteriormente, me gustaría destacar el excelente trabajo de Andy Serkis, un actor infravalorado por el hecho de que en la mayoría de sus trabajos solo presta la voz y los movimientos para personajes creados por CGI. No me gustaría terminar esta crítica sin antes mencionar el buen trabajo que realiza Woody Harrelson como el villano de la película, demostrando una vez más el gran actor que es.

En definitiva, La Guerra del Planeta de los Simios es un gran punto y final a esta potente saga que ha conseguido convencer tanto al público como a la crítica. Matt Reeves, director de la próxima película de Batman, realiza un buen trabajo. 

Puntuación: 7,5/10

lunes, 10 de julio de 2017

Baby Driver


Baby Driver es una película de atracos poco convencional, que la convierte en un producto fresco e innovador. En la mayoría de películas del género, estamos acostumbrados a ver una gran planificación del atraco y/o una gran ejecución. A veces estamos de suerte y disfrutamos de ambas, a veces la historia se centra solo en la primera y, a veces, solo en la segunda. Sin embargo, en Baby Driver la parte más importante es la huída. Es cierto que en muchas películas también disfrutamos de esta última parte, pero no es habitual que sea la más destacada.


La cinta tiene un ritmo frenético, con grandes escenas de acción y persecuciones trepidantes. Uno de los puntos fuertes de la historia es que no se detiene en ningún momento y prescinde de tramas innecesarias que lo único que harían es obstaculizar la excelente armonía de la película. Edgar Wright acierta de lleno trayéndonos una historia muy entretenida y sin complicaciones. Además, la increíble banda sonora que no deja de sonar en las casi dos horas de duración encaja a la perfección con el estilo de la cinta.

Por lo que respecta al reparto, Ansel Elgort hace un buen trabajo, aportando juventud, rebeldía y un punto de seriedad. Elgort tiene cuatro acompañantes de lujo: Kevin Spacey, Jamie Foxx, Jon Hamm y Eiza González. El primero, como siempre, lo borda aportando experiencia y carisma; el segundo, lo hace estupendamente como el loco del grupo; el tercero, muy convincente como el psicópata; y, la cuarta, aunque con un papel más secundario, no lo hace nada mal. Por último, destacar el buen hacer de Lily James como compañera de batalla de nuestro protagonista.


En definitiva, Baby Driver es una de las sensaciones del verano. Con un ritmo frenético, un estilo desenfadado, una historia muy entretenida y una banda sonora excelente, ha conseguido convencer a público y crítica. Gran trabajo de Edgar Wright.

Puntuación: 8/10  


martes, 4 de julio de 2017

Día de Patriotas (Patriots Day)


Mark Wahlberg se olvida del pervertido osito Ted y de los Transformers para protagonizar la película acerca de uno de los peores momentos de la historia reciente estadounidense.

Hay algunos matices que deben quedar claras antes de mirar un film como Día de Patriotas (Patriots Day, 2016). El más preponderante es que cualquier película estadounidense que tenga en su trama un atentado, que además ocurre en la tierra del hoy no muy querido Trump, caerá inevitablemente en momentos de patriotismo absurdo y americanadas en exceso. Lo bueno es que este nuevo proyecto de Peter Berg (Battleship, 2012) si bien tiene todo esto, va un poco más allá.


La película comienza con cierto desorden al querer presentarnos los puntos de vista de algunos de los partícipes en el atentado original, sin ningún tipo de sentido o guía introductoria. El metraje va cobrando más sentido cuando la historia avanza desde la perspectiva de Mark Wahlberg, aunque el cambio de perspectivas y situaciones es constante y puede llegar a distraer al espectador de lo que realmente importa.

La historia avanza y los arcos argumentales van entrelazándose, cosa que produce un hilo conductor mucho más sólido cuando comienza la barbarie que se produjo en aquella maratón de Boston de 2013. La habilidad de Berg para mostrar la violencia sin morbo y con un muy buen toque estético, hace que todo aquello que podría parecer repulsivo por su crudeza, no lo sea y sea fácil de digerir para el público, imponiendo el estilo documental, por la honestidad y el realismo.


Además, el metraje se mezcla con las distintas filmaciones de las cámaras de seguridad originales, extractos de las noticias locales y nacionales y hasta con un discurso del por aquel entonces presidente, Barack Obama, lo que hace aumentar el realismo del película.

Otro de los puntos fuertes de la cinta es su amplio repertorio de estrellas, entre ellos J.K. Simmons (Whiplash, 2014), Kevin Bacon (Footloose y Mystic River) y John Goodman (El Gran Lebowski, 1998), quienes hacen que el relato sea más fluido con actuaciones en las demuestran su calidad pese a los pocos momentos donde entran en acción. Destacar también, el papel no muy relevante pero destacable de Melissa Benoist (Supergirl, 2016) que interpreta a la mujer de unos de los terroristas musulmanes responsables del atentado.

Día de Patriotas (Patriots Day) es una película que se queda a mitad de camino en el intento de transmitir un hecho sumamente oscuro, con todo el gran potencial cinematográfico que la historia tiene. Si bien la tensión y el dramatismo están presentes, no llega al punto máximo en el momento del clímax del relato.

Historia: 9/10
Dirección: 7/10
Actuaciones: 7/10

jueves, 29 de junio de 2017

Wonder Woman


Wonder Woman es una de las pocas películas del universo DC que ha convencido tanto al público como a la crítica. Hasta ahora tenía la impresión de que Warner y DC Comics estaban yendo demasiado deprisa creando su propio universo y estaban fracasando en su intento de alcanzar en poco tiempo a Marvel y su UCM. Sin embargo, con la llegada de Wonder Woman parece que las perspectivas del universo DC han mejorado.


Wonder Woman, a diferencia de películas anteriores, se centra en explicar el origen de Diana Prince (Gal Gadot) y la razón por la cual decide convertirse en superheroína. Además, el hecho de que sea la primera película del género con una protagonista femenina no pasa inadvertido. La conclusión a la que llego después de ver esta cinta es que no entiendo por qué la mayoría de superhéroes son hombres. En esta línea, uno de los grandes aciertos de la historia es que consigue resaltar la figura de la protagonista sin caer en los típicos tópicos.

Es una buena película, muy bien hecha, con grandes escenas de acción y una banda sonora exquisita. Hay muchas escenas a cámara lenta espectaculares con una música muy potente que te meten de lleno en la historia. Wonder Woman me recordó al Capitán América: El Primer Vengador, una de las mejores películas del UCM según mi opinión. Uno de los puntos débiles de la cinta es el villano, me dejó un poco frío. Creo que este es uno de los deberes pendientes de universo de DC Comics.


Por lo que respecta al reparto, Gal Gadot se sale en su papel y Chris Pine hace un gran trabajo como coprotagonista. Robin Wright, una vez más, demuestra su poderío delante de las cámaras y aporta mucho a la historia cada vez que aparece en pantalla. 

En definitiva, Wonder Woman, la primera película de superhéroes en la que la protagonista es una mujer, es un gran acierto. Tiene una buena historia, mucha acción y estoy seguro de que conseguirá abrir el debate de por qué no se hacen más películas de superheroínas. Patty Jenkins ha hecho un gran trabajo.

Puntuación: 8/10


domingo, 25 de junio de 2017

Baywatch: Los Vigilantes de la Playa


La adaptación cinematográfica de la mítica serie de televisión Los Vigilantes de la Playa me ha dejado bastante frío. La película, dirigida por Seth Gordon y protagonizada por Dwayne Johnson y Zac Efron, tiene momentos buenos y alguna que otra digna escena de acción. Sin embargo, no consigue enganchar y la sensación al salir del cine ha sido más bien de decepción.


Baywatch: Los Vigilantes de la Playa solo pretende ser un blockbuster veraniego y, en cierto modo, cumple con su cometido. Estoy seguro de que será un éxito de taquilla porque la película ofrece lo que mucha gente espera al ir al cine. Escenas de acción, un poco de comedia, chicos y chicas guapas y una historia nada complicada. Sin embargo, a la cinta le falta mucho para ser una buena película. El guión se limita a cumplir con todos los tópicos habidos y por haber y es demasiado predecible. Realmente, no ocurre nada demasiado interesante como para atrapar al espectador exigente.

Continuando con lo que he dicho en el párrafo anterior, me gustaría matizar que es curioso ver como en todas las escenas en las que se ve gente en la playa, no se aprecia ninguna familia con la nevera y la sombrilla o las típicas abuelas quemándose al sol. Solo sale gente joven, guapa, musculada, bronceada... Por momentos, no tenía claro si eso era real o la escena estaba hecha por ordenador.


Por lo que respecta al reparto, poco hay que decir. Los personajes están deshumanizados y los actores poco pueden hacer para lucirse.

En definitiva, Baywatch: Los Vigilantes de la Playa es un blockbuster veraniego que seguramente gustará a mucha gente, pero que deja mucho que desear como homenaje a la gran serie de TV de los años 90. En este sentido, lo mejor son los cameos de David Hasselhoff y Pamela Anderson.

Puntuación: 5,5/10



domingo, 18 de junio de 2017

Invencible (Unbroken)


Louis Zamperini (Jack O'Connell) es un atleta olímpico estadounidense que se alista en las fuerzas armadas de su país. El protagonista es destinado a las islas del Pacífico para combatir a los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. En una misión de rescate en aguas del océano, el avión en el que viaja Zamperini y sus compañeros es abatido por los japoneses. Él, Russell Phillips (Domhnall Gleeson) y Francis McNamara (Finn Wittrock) son los únicos tripulantes que sobreviven al ataque. Como resultado, los tres personajes quedan a bordo de dos botes salvavidas y a la deriva durante más de un mes. Después de más de 40 días como náufragos en el Pacífico, son rescatados por un buque japonés. Los japoneses los envían al campo de prisioneros de Omori (Tokio), donde Zamperini sufre las torturas de los oficiales japoneses y del sargento Matsuhiro Watanabe (Takamasa Ishihara), quien hasta el final de la guerra se dedica a hacer la vida imposible al protagonista.


Angelina Jolie es la directora de esta cinta. Invencible (Unbroken) fue una de las primeras películas que Jolie dirigió y tengo que admitir que no lo hace nada mal como directora. Jolie ha sabido relatar la biografía de Zamperini desde su niñez hasta el final de la II Guerra Mundial, incluyendo las duras condiciones de vida de los prisioneros de guerra en los campos de concentración japoneses. Con la representación de los campos de prisioneros de guerra de Japón, Jolie consigue tratar un tema poco conocido para el público en general.


Jack O'Connell hace una buena interpretación. No conocía a este actor y me ha gustado su actuación en el largometraje porque sabe adaptarse al rol de su personaje en la cinta y lo dota de un gran dramatismo para exponer la fortaleza personal de Zamperini en los eventos que marcan su vida.  Takamasa Ishihara cumple bastante bien como el antagonista de la película. Su actuación como el sargento Watanabe deja entrever que éste era un personaje vil y sádico que disfrutaba torturando a los prisioneros de guerra. Por último,  la interpretación de Domhnall Gleeson no es especialmente significativa, pero su personaje complementa bien al protagonista en ciertas escenas de la cinta.

La película destaca por explicar las vivencias de un atleta olímpico en la Segunda Guerra Mundial, primero como náufrago y después como prisionero de guerra en los campos de concentración japoneses.
  
Puntuación: 7/10

sábado, 3 de junio de 2017

Los 7 monstruos más populares del cine y la televisión

En este nuevo artículo os voy a contar cuáles son, según mi opinión, los 7 monstruos más populares del mundo del cine y la televisión. No se trata de un ranking, por lo que el orden en el que los presentaré no responde a ningún criterio.

Alien



El xenomorfo creado por Ridley Scott en 1979 ha aparecido en un total de 8 películas. En las cuatro primeras entregas la protagonista fue Sigourney Weaver quien se enfrentó a este malvado monstruo. Posteriormente, apareció en dos películas más, estrenadas en 2004 y 2007 respectivamente, en las tuvo que luchar contra otro monstruo que presentaré a continuación, Depredador o Predator. Prometheus en 2011 y Alien: Covenant en 2017, ambas dirigidas por Ridley Scott, son las dos últimas películas que se han hecho. Estas dos últimas entregas son precuelas, es decir, la historia se sitúa antes de los hechos ocurridos en la primera parte de 1979. Los aliens son fuertes, rápidos y prácticamente indestructibles. Se reproducen con facilidad, su sangre es corrosiva y necesitan un huésped (los humanos) para realizar su gestación. El actor John Hurt, en 1979, fue su primera víctima.

Depredador/Predator



Apareció por primera vez en 1987 en la cinta del mismo nombre protagonizada por Arnold Schwarzenegger y dirigida por John McTiernan. En 1990 se estrenó una secuela, Depredador 2, y posteriormente, apareció en Alien vs. Predator (2004) y Alien vs. Predator 2 (2007). La última película se estrenó en 2010 y se tituló Predators. Sabemos que es alienígena, muy fuerte y su traje le permite volverse invisible. Podemos contar con ellos si tenemos que enfrentarnos a los Aliens. 

Tiburón



Desde que Steven Spielberg revolucionó el mundo del cine en 1975, se han hecho infinidad de películas acerca de este monstruo marino. A diferencia de los dos primeros, el tiburón es real. Tiburón (1975) marcó un antes y un después. Una de las últimas películas que se han hecho, Infierno Azul, se estrenó en 2016 y fue dirigida por el director español Jaume Collet-Serra. Una de mis favoritas es Deep Blue Sea, estrenada en 1999 y dirigida por Renny Harlin.

Godzilla



Este monstruo ficticio japonés apareció por primera vez en el cine en 1954. Al igual que Tiburón, ha aparecido en numerosas películas, la mayoría producidas en Japón. Una de las más conocidas por el público español es la película estrenada en 1998, dirigida por el maestro del cine apocalíptico Roland Emmerich. Esta entrega, quizás la más comercial, fue protagonizada por Matthew Broderick, Jean Reno, María Pitillo, entre otros. En 2014, Gareth Edwards dirigió una nueva película acerca de este monstruo, pero en esta ocasión Godzilla nos salvaba de otros monstruos aún peores. Aquello de 'O mueres siendo un héroe o vives lo suficiente para verte convertido en un villano' no aplica en esta ocasión.

King Kong



Otro monstruo mítico del mundo del cine. La primera vez que apareció en la gran pantalla fue en 1933 y desde entonces se han hecho 7 películas más. La última, Kong: La Isla Calavera (2017), fue un éxito en taquilla. La escena de King Kong encima del Empire State Building se ha convertido en una de las imágenes más icónicas del cine. No es un monstruo tan malo como otros, pero los humanos con nuestros actos le hemos obligado a defenderse y demostrar su poderío.

Tyrannosaurus Rex



Una vez más el gran maestro Steven Spielberg nos trae otro de los monstruos más conocidos. La primera vez que vibramos con este y otros dinosaurios fue en Jurassic Park (1993). Desde entonces, se han hecho 3 películas más. La segunda y la tercera entrega (1997 y 2001 respectivamente) seguían la historia de la primera, mientras que la cuarta, Jurassic World, es un reboot que se estrenó en 2015 y fue dirigida por Colin Trevorrow. La última entrega es la primera película de una nueva trilogía protagonizada por Chris Pratt. La segunda cinta ya se está rodando y será dirigida por el gran director español Juan Antonio Bayona.

Demogorgon



A este monstruo lo conocimos hace relativamente poco, el verano pasado. Es el principal enemigo de los protagonistas de la serie revelación de 2016, Stranger Things, que fue distribuida por Netflix. La serie tuvo tal éxito que la segunda temporada ya está en camino.

Y hasta aquí el artículo acerca de los 7 monstruos más populares del mundo del cine y la televisión. Espero que os haya gustado y si creéis que me he dejado alguno, no dudéis en comentar.

sábado, 27 de mayo de 2017

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar


Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar ha recibido una mala acogida por parte de la crítica. La quinta entrega de las aventuras del Capitán Jack Sparrow no ha conseguido convencer ni a los críticos ni a parte del público que ya ha visto la película. Según mi opinión, esta última parte no es tan buena como otras de la saga aunque con matices que ahora os contaré.

Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas (2011) y Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar (2017), cuarta y quinta entrega de la franquicia respectivamente, no son malas películas. Sin embargo, las dos carecen del encanto que sí tenía la trilogía original. El principal problema que tienen ambas es que el factor sorpresa brilla por su ausencia. Son historias con los mismos protagonistas, o casi todos, siguen ligeramente la trama de las anteriores pero no aportan ninguna novedad interesante para considerarlas grandes películas. Esa falta de frescura e innovación son las principales causantes, para mí, de dicha frustración.


Esta quinta entrega no es mala de por sí, tiene momentos buenos, mucha acción, intriga y un villano excelente. Javier Bardem lo borda una vez más como ya hizo en Skyfall. Ser el malo de la película le sienta bien... Probablemente, si esta película fuese la primera entrega de la franquicia, ahora mismo las críticas serían mucho más entusiastas como ya ocurrió con La Maldición de la Perla Negra (2003). Como he dicho antes, la sensación de que lo que estás viendo ya lo has visto es lo peor de la cinta. 


Por lo que respecta al reparto, aparte de Javier Bardem salvaría a Geoffrey Rush, interpretando una vez más al incombustible Capitán Barbosa, y a Johnny Depp, como el gran Jack Sparrow. 

En definitiva, como ya dije hace un par de semanas tras ver Alien: Covenant, no sé hasta qué punto la prolongación de este tipo de franquicias es o no beneficioso para el mundo del cine. La única explicación que encuentro es que son éxitos de taquilla y mientras siga así, las productoras continuarán vendiéndonos más de lo mismo con cada entrega. El dinero es el dinero.

Puntuación: 6,5/10

sábado, 20 de mayo de 2017

Déjame Salir


Déjame Salir se convirtió en todo un fenómeno cuando se estrenó en Estados Unidos. Con buenas críticas tanto del público como de la crítica, la película arrasó en la taquilla norteamericana. Después de haberla visto entiendo el porqué la ópera prima del director Jordan Peele tuvo tan buena acogida.

La película cuenta la historia de Chris (Daniel Kaluuya) y su nueva novia Rose (Allison Wiliams), quienes deciden ir a pasar un fin de semana a casa de los padres de ella para que conozcan a su nuevo novio. Aparentemente todo es normal. La casa es magnífica, sus suegros son encantadores y el servicio es muy complaciente. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y lo que empieza como un fin de semana perfecto, acabará convirtiéndose en una auténtica pesadilla para Chris.



La historia es un soplo de aire fresco para un género, el de terror, en el que prácticamente está todo inventado. Según mi opinión, uno de los puntos fuertes de la película es que no es nada predecible y mantiene la intriga en todo momento. Es una historia muy inquietante, con algún que otro susto y con un debate racial de fondo bastante interesante. 

Otro de los puntos fuertes de la cinta es la construcción de algunos de los personajes ya que su presencia resulta escalofriante de por sí. En algunas películas, los silencios, las miradas y los gestos de los protagonistas funcionan mejor que los sustos, como ocurre en Déjame Salir. El reparto está acertado y las interpretaciones son correctas.

En definitiva, recomiendo a todos los amantes del terror y del suspense que vayan a ver esta intrigante película. No es la mejor que habréis visto, pero seguro que será una de las pocas que os sorprenderá en mucho tiempo.

Puntuación: 8/10


domingo, 14 de mayo de 2017

Alien: Covenant


Después de salir decepcionado del cine tras ver Prometheus, tenía la esperanza de que el maestro Ridley Scott reconduciría la situación para hacernos disfrutar como lo hice cuando vi Alien: El Octavo Pasajero (no hace muchos años que vi toda la saga porque cuando se estrenaron aún no había nacido). A pesar de ser mejor que Prometheus, Alien: Covenant me dejó un sabor agridulce.

Por un lado, la última entrega de Alien es visualmente espectacular, con unos efectos especiales excelentes. De por sí, es entretenida y si en Prometheus la aparición de Aliens era más bien limitada, en esta película Scott es mucho más generoso. Además, la historia expande un poco más el universo cinematográfico del xenomorfo más famoso del cine, lo cual es una buena noticia para los fans, y deja abierta la puerta a futuras secuelas. Tiene buenas escenas de acción y de suspense y su duración es correcta, así como su ritmo, que es frenético.


Por otro lado, la parte negativa de la cinta se puede resumir en dos puntos. El primero es que el personaje de Michael Fassbender (no su actuación) no me convenció. No me gustó en Prometheus y continuó sin gustarme en esta entrega. Lo peor es que este personaje roba protagonismo al mismísimo Alien y pienso que esto juega en contra de la película. El segundo punto, que es incluso peor que el primero, es que Alien: Covenant no aporta nada nuevo. Como he dicho antes, expande un poco el universo Alien pero durante la película tuve la sensación de que todo lo que estaba viendo ya lo había visto antes.

En definitiva, si tuviera que resumir la película en una frase, sería la siguiente: "Peor que la trilogía original, mejor que Prometheus, pero Alien: Covenant es más de lo mismo".

Puntuación: 6,5/10

domingo, 7 de mayo de 2017

Iron Fist

Año: 2017
Creador: Scott Buck
Reparto principal: Finn Jones, Jessica Henwick, Jessica Stroup, Tom Pelphrey, David Wenham y Rosario Dawson.
Episodios: 13
Duración:  55 minutos 


Después de Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage, llegó el turno de Iron Fist. El cuarto superhéroe de la alianza entre Marvel y Netflix se estrenó el 17 de marzo y es la última serie antes de la llegada de The Defenders, que unirá a los cuatro superhéroes.

Iron Fist cuenta las aventuras de Danny Rand, un chico multimillonario que fue dado por muerto cuando su familia tuvo un accidente de avión en el Himalaya. Unos monjes de K'un-Lun logran salvarlo y gracias a un entrenamiento severo durante años, se convierte en Iron Fist (Puño de Hierro). Años después, Danny decide huir de K'un-Lun para regresar a su Nueva York natal y reclamar lo que es suyo. Sin embargo, una vez allí descubrirá que La Mano, principal enemigo de Iron Fist, se ha apoderado de la empresa que su padre fundó y deberá usar sus habilidades para hacer frente a sus enemigos.


Iron Fist ha recibido muy malas críticas y, según mi opinión, no son del todo merecidas. Es una serie entretenida y con mucha acción. Ésta y Daredevil son series más fantásticas mientras que Jessica Jones y Luke Cage, a pesar de ser también de superhéroes, tienen un toque mucho más realista. Personalmente, me gustan más las primeras y pienso que Iron Fist cumple con las expectativas. Tiene todo lo que una serie de este género ha de tener.

Desafortunadamente, hay algo en contra de esta serie que debo decir. Soy fan de Marvel y pienso que la mayoría de series que Netflix produce son de buena calidad. Sin embargo, después de ver las cuatro series (todas tienen 1 temporada menos Daredevil, que tiene 2), las empiezo a encontrar un poco repetitivas. Lo peor de Iron Fist es que no aporta nada nuevo a este universo creado por Netflix y Marvel.


En definitiva, si alguien solo ha visto Iron Fist, estará de acuerdo conmigo en que es una digna serie de superhéroes, muy divertida y con buenas escenas de acción. En cambio, si tenemos en cuenta las otras series, a Iron Fist le ha podido perjudicar ser la última de las cuatro porque es un poco repetitiva y no aporta nada nuevo al universo. Por mi parte, estaré pendiente de The Defenders aunque debo admitir que empiezo a estar un poco saturado de este tipo de series.

Puntuación: 7,5/10 


lunes, 1 de mayo de 2017

Guardianes de la Galaxia Vol. 2


La primera entrega de Guardianes de la Galaxia es para mí la mejor película del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM). Su humor, una banda sonora espectacular, los personajes y una historia de lo más atractiva fueron algunas de las razones por las que la película dirigida por James Gunn me convenció en su momento. Las expectativas para este segundo volumen eran altas y a pesar de que la película sigue la línea de su predecesora y no aporta muchas novedades, no me decepcionó.


Marvel repite la fórmula de la primera entrega para ofrecernos una película visualmente espectacular, con mucho colorido, muy buen rollo y una música excelente. El espíritu ochentero que parece haberse apoderado de esta franquicia le da un toque único e inconfundible. La historia es muy entretenida y divertida, con mucho humor y muchas situaciones cómicas. En esta segunda parte la historia no se centra tanto en Thanos y las Gemas del Infinito, sino que se centra en descubrir el origen de uno de los guardianes más carismático, Star Lord (Chris Pratt). El ritmo es frenético y sus dos horas de duración me pasaron volando.


Por lo que respecta al reparto, Star Lord y Gamora (Zoe Saldana) continúan siendo los que tienen más peso en la historia aunque nada sería lo mismo sin Rocket, Baby Groot y Drax (Dave Bautista). Este último es el más divertido y el que brinda algunos de los momentos más hilarantes de la película. Apruebo con nota a Kurt Russell (Ego) en su incursión dentro del mundo de los superhéroes, aunque pensándolo mejor, él ya es un superhéroe (Plissken Serpiente). Bendecir también el papel de Sylvester Stallone, que a pesar de tener un rol muy secundario, estoy seguro de que puede dar mucho juego en futuras entregas.

En definitiva, Guardianes de la Galaxia Vol. 2 es una digna segunda parte y una de las mejores películas del UCM (pronto la añadiré en el ranking). Es una cinta tan especial que hasta se puede permitir un cameo de David Hasselhoff en uno de los momentos álgidos. 

Por último, solo recordaros que la película tiene 5 escenas post-créditos. Siempre es bueno saberlo antes de ir al cine...

Puntuación: 8,5/10 


domingo, 23 de abril de 2017

Money

Money, película dirigida por el director español Martin Rosete y protagonizada por Kellan Lutz, Jamie Bamber, Jesse Williams y Jess Weixler, llegará a nuestros cines el día 12 de mayo. La ópera prima del director madrileño es una coproducción española-americana que ha recibido varios galardones en festivales en los que ha estado presente. Desde Cinéfilos Habituales ya hemos tenido la oportunidad de verla y esto es lo que opinamos de ella.


La película cuenta la historia de Mark (Kellan Lutz) y Sean (Jesse Williams), dos amigos y compañeros de trabajo que deciden quedar para cenar con sus respectivas parejas para celebrar sus éxitos profesionales. Todo cambia cuando reciben la inesperada visita del nuevo vecino de Mark, quien sacará a la luz la parte más oscura de cada uno de ellos.

La película tiene un buen ritmo, con buenas dosis de suspense y con algunas escenas de acción bastante buenas. La historia tiene cinco personajes principales y los mejores momentos de la cinta son cuando todos están en pantalla. La tensión, los silencios, las discusiones entre ellos y sobre todo, las mentiras, hacen que la historia tenga todos los ingredientes para ser una buena película de intriga. 

El mejor del reparto, según mi opinión, es el personaje de John, interpretado por Jamie Bamber. Su actuación es la más convincente y cuando él aparece en pantalla no falta de nada. 

En definitiva, Martin Rosete acierta en su debut con una buena película de suspense que llegará a nuestros cines el próximo día 12 de mayo. A continuación, os dejo el enlace del tráiler para que vayáis abriendo boca.


lunes, 17 de abril de 2017

13 Reasons Why (Por Trece Razones)

Año: 2017
Creador: Brian Yorkey 
Reparto principal: Katherine Langford y Dylan Minnette.
Episodios: 13
Duración: 55 minutos 


13 Reasons Why (Por Trece Razones), una de las series de moda de Netflix, cuenta la historia que Jay Asher narró en su novela en el año 2007. La primera temporada de la serie presenta la realidad tras la muerte de Hannah Baker (Katherine Langford), y como la está afrontando su amigo Clay Jensen (Dylan Minnette) y los alumnos del instituto Liberty High. 

Todo empieza cuando Clay Jensen recibe una caja que contiene 7 cintas de casete a doble cara, un total de 13 grabaciones listas para ser escuchadas y en las que Hannah explica las 13 razones por las que se quitó la vida, concretamente, las 13 personas que la llevaron a tomar la decisión de suicidarse un par de semanas atrás. Es, por lo tanto, una teen drama donde la trama se va resolviendo episodio tras episodio. 


Los capítulos siguen un tempo perfecto que permite la focalización en un personaje estrella aunque no sin antes intrigar al espectador sobre a quién le va a tocar, sin repeticiones ni escenas que merezcan darle al botón de avance rápido. Las interpretaciones de Dylan Minnete (Clay) y Katherine Langford (Hannah) son totalmente acertadas, dos personajes unidos y a su vez separados por su tímido carácter. Los personajes secundarios, acertados también, pertenecen al típico grupo de clase con interpretaciones destacadas de la animadora sexy Sheri (Ajiona Alexus), Justin Foley (Brandon Flynn) como el deportista rebelde procedente de familia pobre, Alex Standall (Miles Heizer), el rarito de clase que pretende ser otra persona, y el amigo gay Tony (Christian Navarro), encargado de proteger el secreto. 


La serie se desarrolla en torno a la historia que Hannah va narrando a través de los casetes y las percepciones de Clay antes y después de su muerte, con la ayuda de los flashbacks que permiten al espectador meterse por completo dentro de la historia. Es preciso comentar que la presencia de estas cintas aterroriza a los chavales dado que revela el acoso percibido por Hannah. Esto ayuda a crear conflictos entre ellos, alterando su comportamiento y llevándoles a situaciones límite que algunos no pueden soportar. 

Una historia pegadiza, interesante e intrigante no apta para todos los públicos donde la moraleja de la misma es poner fin al bullying, violencia y violaciones a los institutos, ¿logrará Hannah evitar estos sucesos dejando constancia de su experiencia? Lo sabrás al final de esta primera temporada, llena de escenas amigables, violentas y divertidas aunque con una penumbra que esconde una muerte siempre presente. ¡100% recomendable!

Puntuación: 9/10

domingo, 9 de abril de 2017

Fences


Troy Maxson (Denzel Washington) es un hombre de mediana edad que vive en la ciudad de Pittsburgh (Estados Unidos) a mediados de los años 50 del siglo pasado. En esta ciudad estadounidense trabaja en la recogida de basura con su amigo Bono (Stephen Henderson) y vive con su mujer Rose (Viola Davis) y su hijo Cory (Jovan Adepo). El protagonista es una persona atormentada que no ha podido cumplir su sueño de jugar en la MLB (la Liga Nacional de Béisbol, en inglés) y ha sufrido una infancia y juventud difícil por culpa de su abusivo padre y su estancia en la cárcel. Estos sucesos dejan huella en Troy, que siente que la vida no ha sido justa con él y se convierte en un padre y marido que atormenta a su familia. Troy es especialmente severo, ya que no quiere que su hijo tenga aspiraciones en la vida y cumpla con su sueño de convertirse en jugador de fútbol americano.


Denzel Washington, director de la película, ha sabido retratar las condiciones de vida y los problemas de la clase obrera afroamericana en la década posterior a la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el director va más allá de hacer un retrato general de la sociedad y se sumerge en los problemas de las relaciones familiares y las frustraciones personales. En el proceso, Washington representa la valla en el patio trasero de los Maxson como el elemento que intenta alejar los fracasos personales del protagonista en tiempos pasados, mantener la familia unida y protegerla de desgracias futuras.


La actuación de Denzel Washington en el largometraje es bastante buena. Debo decir que estoy acostumbrado a verle actuar en películas de acción y me ha sorprendido positivamente su papel en esta cinta por su habilidad interpretativa y su carisma. Viola Davis complementa bien a Washington en su papel de personaje secundario y actúa como el contrapeso del protagonista.

La cinta se caracteriza por la representación de la clase obrera afroamericana en los Estados Unidos de los años 50, a través de las relaciones entre los miembros de una unidad familiar y los efectos que tienen los fracasos personales en el padre de familia.

Puntuación: 7,5/10

Life (Vida)


Life (Vida), la nueva película de ciencia ficción dirigida por Daniel Espinosa, es una mezcla entre Alien (1979) y Gravity (2013). Un ambiente claustrofóbico, un alienígena hostil dentro de una nave y la capacidad de supervivencia de los personajes son algunos de los elementos que me recordaron a las películas dirigidas por Ridley Scott y Alfonso Cuarón, respectivamente. 

Después de rescatar una nave que proviene de Marte con las primeras muestras de vida alienígena, los tripulantes de la Estación Espacial Internacional empiezan a investigar el nuevo ente. Todo cambia cuando este ser ataca a la tripulación y la misión se tuerce. A partir de ese momento, los astronautas deberán luchar contra todas las adversidades para salvar sus vidas y evitar que el alienígena llegue a La Tierra.


Life es una cinta que no aporta nada nuevo al género pero cumple perfectamente con las expectativas. Es una historia intensa, con buenas dosis de tensión y transmite la sensación de claustrofobia a la perfección. La ambientación y los efectos especiales son excelentes. Es una película muy entretenida, con un ritmo trepidante y con una duración ideal para el tipo de cinta que es. 

Por lo que respecta al reparto, Jake Gyllenhaal demuestra una vez más el gran actor que es y Rebecca Ferguson hace un buen trabajo asumiendo el rol protagonista. El resto del reparto cumple aunque Ryan Reynolds me pareció un poco desaprovechado.

En definitiva, Life es una buena película de ciencia ficción, intensa y entretenida. No aporta ninguna novedad al género pero vale la pena verla. 

Puntuación: 8/10

sábado, 1 de abril de 2017

Ghost in the Shell


Cuando se genera tanto hype entorno a una película pueden pasar dos cosas. La primera es que la cinta efectivamente cumpla las expectativas generadas y salgas del cine satisfecho. La segunda, que puede que esa expectación se convierta en decepción porque la película no ha cumplido con lo que prometía. Con Ghost in the Shell me pasó lo segundo.

La historia cuenta las aventuras de Major, una chica que perdió su cuerpo en un presunto ataque terrorista y cuyo cerebro fue trasplantado a un organismo cibernético. Con un cuerpo mejorado para el combate, su misión es la de hacer frente a un criminal cuyo objetivo es matar a cualquier persona relacionada con la empresa que creó a Major, Hanka Robotics.

A pesar de ser una película visualmente espectacular, la historia no aporta nada nuevo al género de la ciencia ficción. Es simple, muy predecible y en los momentos álgidos del metraje no consigue transmitir esa intensidad que requieren las escenas decisivas de cualquier película. Todo se resuelve fácilmente y lo único que parece cuidado hasta el más mínimo detalle es la recreación futurista de la ciudad donde ocurre la historia. Me pareció aburrida. Antes me quedo con películas como Total Recall (Desafío Total, 1990) del gran Paul Verhoeven o Johnny Mnemonic (1995), protagonizada por Keanu Reeves. Podría nombrar muchísimas películas del género que son mejores que Ghost in the Shell pero lo voy a dejar aquí.


Scarlett Johansson transmite su carisma y su experiencia cuando aparece en pantalla pero poco más. No es una de sus mejores interpretaciones. Tampoco ayuda que su personaje carezca de intensidad, emocionalidad y expresividad. Por lo que respecta al resto del reparto, nada que decir. No hay ninguna interpretación que destaque porque la historia tampoco lo permite.

En definitiva, no estoy seguro si Ghost in the Shell será un éxito de taquilla pero lo que sí que tengo claro es que es una película que no aporta nada nuevo al género, es muy predecible y en momentos se hace aburrida.

Puntuación: 4/10

domingo, 19 de marzo de 2017

La Bella y la Bestia


La Bella y la Bestia es la última película de acción real de Disney, que sigue en su empeño de transformar algunas de las mejores películas de dibujos animados de todos los tiempos en historias de carne y hueso. La fórmula utilizada no es demasiado complicada porque Disney se limita a copiar las películas de animación pero con personajes reales y no añade muchas novedades. A pesar de este hecho, me lo pasé como un niño pequeño viendo esta película.

La Bella y la Bestia es una bonita y original historia que ya cautivó a público y crítica en su momento. Fue la primera película de animación nominada al Oscar a la mejor película. 26 años después, la historia no ha envejecido y no ha perdido ni una pizca de magia. La película es visualmente espectacular, con una puesta en escena increíble y una banda sonora que es una maravilla. Es entretenida como la original a pesar de que sus 130 minutos de duración me parecieron excesivos. 


Por lo que respecta al reparto, me gustaría destacar la buena interpretación de Emma Watson (Bella) ya que asume prácticamente todo el protagonismo de la película. Luke Evans (Gastón) y Dan Stevens (Bestia) también hacen un buen papel y Kevin Kline, como padre de Bella, me sorprendió gratamente con su actuación. Por último, destacar que de todos los objetos animados del castillo encantado, Lumière (Ewan McGregor) y Ding Dong (Ian McKellen) me parecieron los más divertidos.

En definitiva, La Bella y la Bestia no aporta nada nuevo a la historia original, es una copia pura y dura de su predecesora, aunque eso no quita que sea una película entretenida, divertida y con una música preciosa. La recomiendo a todas aquellas personas que disfrutan viendo este tipo de cintas porque te sumergen de nuevo en la infancia y a todos los fans de Disney.

Puntuación: 7,5/10