sábado, 28 de enero de 2017

Vivir de Noche


Lo nuevo de Ben Affleck, Vivir de Noche, ha recibido críticas bastante flojas por no decir malas. Así que fui al cine a verla pensando que vería algo peor de lo que realmente es. Cierto es que está por debajo de otras películas que el actor y director ha hecho, como Argo o The Town, pero por las razones que os daré a continuación creo que se ha infravalorado un poco esta película.

La historia trata la vida de Joe Coughlin (Affleck), un exsoldado americano en la Primera Guerra Mundial que al regresar a casa decide que no obedecerá órdenes de nadie nunca más. Es entonces cuando el protagonista entra en el mundo del crimen organizado en una época en la que la actividad principal de las mafias era la producción y distribución de bebidas alcohólicas debido a la Ley Seca que regía en EEUU.


Es una cinta seria, cuidada hasta el más mínimo detalle y con una ambientación muy buena. De la historia destacaría la cantidad de hechos históricos que juegan un papel determinante: la Ley Seca, el Crac del 29 o el Ku Klux Klan son algunos de ellos. Según mi opinión, lo más interesante de la película es ver como afectan estos factores en la historia de nuestro protagonista. Lo peor de la trama es que en algunos momentos se hace un poco lenta, parece que no ocurra demasiado, es decir, le falta un poco de contenido y sorprende que esto sea así viniendo de Ben.

Por lo que respecta a las interpretaciones, Ben Affleck está correcto como casi siempre y Zoe Saldana, a pesar de que no se le exige demasiado, lo hace bien, sin más. Quizás la interpretación más destacable es la de Chris Cooper como el Sheriff Figgis. 


En definitiva, Vivir de Noche no es la mejor película de Affleck pero no es tan mala como la pintan. Tiene momentos buenos, escenas de acción muy disfrutables y una historia entretenida. 

Puntuación: 7/10

miércoles, 25 de enero de 2017

Gotham (T3)


La serie de la ciudad más peligrosa del mundo llegará a la mid-season de la T3 la semana que viene. ¿Qué deparará el futuro de James Gordon? ¿Harvey se hará cargo de una buena vez del GCPD? Atentos que hay SPOILERS

Después de una primera parte de la tercera temporada totalmente frenética, Gotham pondrá fin a la primera tanda de episodios la semana que viene. La serie (SPOILERS, ya están doblemente avisados), tiene a nuestro querido Jim Gordon (Ben McKenzie) involucrado en el posible asesinato del reciente marido de la Dra. Leslie Thompkins (Morena Baccarin) y al mismo tiempo hijo del jefe mafioso Carmine Falcone.

Por otro lado, Nygma (Cory Michael Smith) descubre que su amigo y flamante alcalde, el Pingüino (Robin Lord Taylor), fue el ideólogo de la muerte de su pareja en un accidente de coche. Veremos cómo repercute esto en su relación, ya que Nygma jugó un papel fundamental para que Oswald Cobblepot saliera elegido como alcalde. Además, cabe destacar que el Pingüino se ha enamorado del ex forense del GCPD.

De la mano de Bruce Wayne (David Mazouz) cruzamos media ciudad para ver a su “tactical team” conformado por Selyna y Alfred en su tan ansiada búsqueda por la verdad. Otro nuevo personaje ha sido presentado, la madre de Selyna, justo cuando nuestros protagonistas estaban por descubrir algunos de los secretos de La Corte de los Búhos. Veremos cómo este giro repercute en los fanáticos.

Por último pero no menos importante, en el teaser de esta nueva segunda parte de temporada, vemos como Jerome, “El Joker”, ¿vuelve a la vida? Podemos observar una especie de tubos criogénicos y más tarde él aparece en un tipo de video amenazando a Gotham.

Para resolver estas dudas y muchas más, y después de ver el episodio 3x14 de la semana que viene, deberemos esperar a la segunda tanda de episodios, que se empezará a emitir a partir del 24 de abril.



domingo, 22 de enero de 2017

xXx: Reactivado


Fui al cine a ver el regreso de Xander Cage (Vin Diesel) a la gran pantalla porque la primera película de la ahora trilogía me gustó mucho. Me pareció muy entretenida y con algunas escenas de acción tan impresionantes como inverosímiles. La segunda parte, sin Diesel y con Ice Cube, me pareció un poco floja y eché de menos al protagonista de la primera entrega. Con respecto a esta tercera entrega, no tengo mucho que decir porque lo que leeréis a continuación ya lo habréis oído muchísimas veces.

xXx: Reactivado no es una buena película. La historia no tiene mucho sentido y no hay ningún personaje lo suficientemente interesante como para ser recordado. Sin embargo, es la típica cinta que a pesar de ser mala, pasas un buen rato viéndola y te entretiene lo suficiente como para recomendarla a aquellas personas que les gusta ir al cine a ver películas con buenas dosis de acción, divertidas y sin complicaciones.


Al igual que sus dos predecesoras, las escenas de acción son espectaculares e inverosímiles. Debemos admitir que la película se pasa las leyes de la gravedad por un sitio que todos conocemos. Pero curiosamente ese es el único punto fuerte de la película porque poco más puede ofrecer.

Lo más flojo, a parte de la historia en sí, son las interpretaciones. Los personajes carecen de encanto, no hay ninguna buena actuación e incluso Vin Diesel me pareció fuera de lugar. Samuel L. Jackson me encanta y ya sabemos que se apunta a lo que sea, pero quizás debería poner algún filtro a la hora de escoger sus trabajos. Por último, Toni Collette tampoco se salva y su papel no me convenció.


En definitiva, xXx: Reactivado no es una buena película pero es entretenida. Si estáis dudando si ir al cine o no a verla, os diré lo siguiente: si esperáis algo más que buenas dosis de adrenalina y testosterona, esperad a que la hagan por la tele una tarde de un domingo lluvioso.

Puntuación: 6/10



sábado, 14 de enero de 2017

La La Land


La La Land es una de las mejores películas de los últimos años. Lo diré las veces que haga falta. Debo admitir que fui al cine con miedo de que después del revuelo que la película había causado, al final no fuese para tanto. Pero desde el primer instante, la película, dirigida por el joven, prometedor y visionario Damien Chazelle, quién ya me conquistó con Whiplash (2014), me cautivó.

La película es visualmente espectacular, con una fotografía cálida y con un toque nostálgico que invitan al optimismo. La La Land es un canto a la alegría, un homenaje al cine de los años dorados de Hollywood. La banda sonora de esta exquisita comedia romántica es increíble (no tengo adjetivos para describirla). Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, la estoy escuchando y os prometo que es una delicia, me entran ganas de volver al cine a verla. Además, la puesta en escena de algunas de las coreografías es estupenda, técnicamente impecable. 


Todos los premios que recibió en la pasada gala de los Globos de Oro son más que merecidos, incluyendo los de mejor actriz y mejor actor. Ryan Gosling y Emma Stone ya me encantaron en Crazy Stupid Love (2011) porque congeniaban estupendamente y se notaba la química que había entre ellos. La historia se ha vuelto a repetir ya que durante toda la película los dos se compenetran a la perfección. Pero aparte de esto, lo más importante es que los dos hacen dos grandes interpretaciones. 


Os recomiendo a todos que vayáis al cine a disfrutar de esta joya porque La La Land es una de aquellas pocas películas que saben transmitir la pasión y el amor con la que ha sido hecha. He intentado encontrar algún defecto pero estoy terminando esta crítica y no he encontrado ninguno. Será que no tiene.

En definitiva, La La Land es una gran película que te invita a sonreír, a soñar, a vibrar con su espectacular música... Por favor, no se la pierdan, les encantará. Mientras tanto, yo continuo escuchando la magnífica banda sonora. 

Puntuación: 10/10

viernes, 13 de enero de 2017

Sing Street

Sing Street, este es tu momento



Te encuentras un domingo por la tarde y ya no sabes qué película ver. A todos nos ha pasado y más en estos tiempos modernos donde tenemos casi todo el repertorio cinéfilo a nuestra disposición, sea por la plataforma virtual a la que  tengamos acceso o porque nuestras videotecas ya no dan abasto. Si te encuentras en este mismo escenario, haciendo un poco de zapping en Netflix (en España aún no está), encontrarás un título muy amigable y llamativo, Sing Street (2016) un film dirigido, escrito y producido por John Carney.

Sing Street es una película musical irlandesa-británica-estadounidense, cuyo argumento es muy simple y está muy bien llevado. Un chico quiere impresionar a una chica. ¿Cliché? Tal vez. ¿Repetitivo? También. Pero en Sing Street al argumento sólido, se le suman actores jóvenes y un condimento que no suele fallar, salvo en algunas ocasiones, la música.


Connor (Ferdia Walsh-Peelo) de 14 años, es el hijo menor de una familia disfuncional en la Irlanda de los años 80. Dicha familia está compuesta por Robert (Aidan Gillen) su padre, Penny (Maria Doyle Kennedy) su madre, su hermana Ann (Kelly Thornton) y su hermano Brendan (Jack Reynor), quien será fundamental en el desarrollo de la película. La familia se ve obligada a recortar gastos debido a la situación económica familiar. Uno de estos gastos es el cambio de escuela a la que Connor asiste, cambiando un instituto de clase media-alta por uno de media-baja y católico, llamado Sing Street. Connor empieza el instituto sufriendo bullying por parte de sus nuevos compañeros, solo por ser el niño nuevo y también por parte de sus nuevas autoridades. 

Todo el panorama parece desalentador hasta que se topa con la dulce y encantadora Raphina (Lucy Boynton), una modelo aficionada que solía pasar sus tardes viendo salir a los chicos de la escuela, solo para pasar el rato. Entusiasmado y enamorado, un día se le ocurre la idea de acercarse y decirle que está buscando una modelo para que protagonice su nuevo vídeo musical junto a su banda de rock...


La película es un goce de 105 minutos, no es el típico film musical donde al protagonista le llueven ofertas de compañías discográficas para que graben un CD. Sing Street es una película que enamora desde su premisa fácil y sencilla. Un chico que agotará sus posibilidades para poder conocer a una chica con la que aparentemente no tiene posibilidades, con sus problemas en casa y con las dificultades clásicas que un chico de 14 años tiene que afrontar. La música juega un papel fundamental y logra que uno se quede pendiente de las situaciones, tarareando, cantando e incluso empezando a saltar sobre el sofá. La elección de las bandas y canciones reflejan a la perfección los cambios de estado de ánimo de Connor en todos las facetas de su viaje con la banda. Pero a pesar de esto, la banda juega un rol secundario, para Connor es un trampolín, una manera de expresar quien realmente es y que es lo que puede llegar a lograr.

Sing Street es una de las películas más novedosas de los últimos tiempos, tiene un aire fresco y es capaz de transportarnos por todas las etapas de los sentimientos, es un producto que nos hace reír, es capaz de hacernos llorar e incluso, en varios momentos, nos produce ganas de pararnos y mover el esqueleto al ritmo de su melodía. Desde mi humilde opinión pido más películas como esta, que se animen a un giro, a un cambio, pido más Sing Street y más de John Carney, me quito el sombrero ante él.

Puntuación: 10/10 

domingo, 8 de enero de 2017

El Resplandor (1980)

Sin televisión y sin cerveza, Jack pierde la cabeza! 



Uno de los capítulos más aclamados por los fanáticos de Los Simpson es aquél en el que Homer es designado, junto con el resto de la familia amarilla, para cuidar la mansión del Sr. Burns en un bosque profundo y solitario. Sabido es que a falta de televisión que ver y cerveza que tomar, se vuelve loco hasta tal punto que casi mata a toda su familia. Esta antología contada en “La casita del terror V” hace una clara y fiel referencia a la película El Resplandor (The Shining, 1980) protagonizada por Jack Nicholson y dirigida por el siempre polémico y controvertido Stanley Kubrick. 
               

¿De qué trata la historia? Jack Torrance es un escritor que es contratado para ser el cuidador del Hotel Overlook durante el invierno, un hotel que se encuentra en medio de las montañas y durante la estación más fría del año, todas sus entradas y salidas se ven bloqueadas por la nieve haciendo imposible su salida, fomentando así un ambiente claustrofóbico. Otra de las peculiaridades de dicho hotel es que se encuentra construido sobre las ruinas de un cementerio de nativos americanos (nunca puede faltar el arquitecto visionario que construye hoteles tenebrosos sobre ruinas aborígenes...).  

En fin, Jack es contratado y con él se mudan su esposa Wendy, y su hijo Danny, que no es un niño normal, ya que posee un extraño don (percepción extrasensorial), que le permite evocar sucesos del pasado como también del futuro. ¿Loco? Sí, mucho. Antes de mudarse al hotel, Danny visualiza una escalera como si fuese una cascada de sangre. ¿Qué escalera visualiza? Están en lo cierto, la del hotel al que se mudaran...


La película es una de las tantas adaptaciones de las novelas de Stephen King, que nunca queda conforme con como quedan realizadas. Esta película produce en el espectador una intriga que va incrementándose a lo largo de todo el film, hasta tal punto que en el final, todos podríamos quedar “congelados”. La fotografía y las tomas son excelentes, como es de costumbre en las películas de Kubrick. La música, es un condimento más a la hora de verla, nos produce intriga, miedo y la sensación que en cualquier momento la situación puede cambiar. La película es un clásico y es innegable se mire por donde se mire. Un salto de calidad con respecto a otras películas de terror hechas hasta la fecha y un precursor del género de terror psicológico. 

Particularmente, es una de mis películas favoritas. Personalmente, siempre tengo en consideración los mismos puntos antes de irme de viaje y les recomiendo que ustedes también lo hagan. Primero, asegúrense de que a donde se dirigen no se haya construido sobre ningún cementerio y por último pero no menos importante, lleven cervezas, cartas, la videoconsola o cualquier elemento que les sea útil para socializar. Si no, pregúntele a Homer o al pobre Jack.  

jueves, 5 de enero de 2017

Las 10 entradas más vistas de 2016

2016 ha sido un gran año para Cinéfilos Habituales. Hace 12 meses, el blog acababa de nacer y ahora que este año ya se ha terminado, las sensaciones son inmejorables. Las visitas y los seguidores, tanto en la cuenta de Twitter (@cinehabituales) como aquí, no han parado de crecer. Por este motivo, quiero agradeceros a todos vuestro apoyo y compartir con vosotros las 10 entradas más vistas de este año.

Os dejo el enlace a continuación (están ordenadas de más a menos vistas): 



Y con este breve resumen de lo que ha sido el año 2016, desde aquí damos por inaugurado el 2017. ¡Qué empiece la acción!