domingo, 19 de marzo de 2017

La Bella y la Bestia


La Bella y la Bestia es la última película de acción real de Disney, que sigue en su empeño de transformar algunas de las mejores películas de dibujos animados de todos los tiempos en historias de carne y hueso. La fórmula utilizada no es demasiado complicada porque Disney se limita a copiar las películas de animación pero con personajes reales y no añade muchas novedades. A pesar de este hecho, me lo pasé como un niño pequeño viendo esta película.

La Bella y la Bestia es una bonita y original historia que ya cautivó a público y crítica en su momento. Fue la primera película de animación nominada al Oscar a la mejor película. 26 años después, la historia no ha envejecido y no ha perdido ni una pizca de magia. La película es visualmente espectacular, con una puesta en escena increíble y una banda sonora que es una maravilla. Es entretenida como la original a pesar de que sus 130 minutos de duración me parecieron excesivos. 


Por lo que respecta al reparto, me gustaría destacar la buena interpretación de Emma Watson (Bella) ya que asume prácticamente todo el protagonismo de la película. Luke Evans (Gastón) y Dan Stevens (Bestia) también hacen un buen papel y Kevin Kline, como padre de Bella, me sorprendió gratamente con su actuación. Por último, destacar que de todos los objetos animados del castillo encantado, Lumière (Ewan McGregor) y Ding Dong (Ian McKellen) me parecieron los más divertidos.

En definitiva, La Bella y la Bestia no aporta nada nuevo a la historia original, es una copia pura y dura de su predecesora, aunque eso no quita que sea una película entretenida, divertida y con una música preciosa. La recomiendo a todas aquellas personas que disfrutan viendo este tipo de cintas porque te sumergen de nuevo en la infancia y a todos los fans de Disney.

Puntuación: 7,5/10

sábado, 11 de marzo de 2017

El Ministerio del Tiempo

Año: 2015
Creador: Javier Olivares y Pablo Olivares.
Reparto principal: Rodolfo Sancho, Aura Garrido, Nacho Fresneda, Hugo Silva, Cayetana Guillén Cuervo, Juan Gea, Francesca Piñón y Jaime Blanch.
Episodios: 21
Temporadas: 2
Duración: 70 minutos


El Ministerio del Tiempo es una de las mejores series que podemos ver actualmente en una cadena de televisión española. Creada por Javier y Pablo Olivares, la serie, que este año estrenará su tercera temporada, cuenta con un reparto muy acertado, unas tramas muy interesantes y un diseño (tanto de decorados como de ambientación, maquillaje y vestuario) excelente.

La serie cuenta las aventuras de una patrulla del Ministerio del Tiempo, cuyo objetivo es preservar la historia de España tal y como la conocemos. Para ello, el atrevido equipo debe viajar por el tiempo a través de unas puertas intertemporales situadas en el edificio del ministerio. 


El primer aspecto positivo que tiene esta serie es que muy enriquecedora culturalmente hablando. En cada episodio aprendes alguna cosa nueva de la historia española que no sabías. Además, tanto la recreación histórica como la ambientación están muy logradas y hay momentos en los que la serie parece una gran producción de una gran cadena de TV norteamericana.

Otro de los puntos fuertes es su reparto. Julián Martínez, interpretado por Rodolfo Sancho, aporta serenidad y estabilidad al equipo. Amelia Folch (Aura Garrido), aporta conocimiento e ingenuidad, mientras que Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda) aporta valentía y locura. Este último es uno de mis favoritos. Hugo Silva, quien interpreta a Pacino en la T2, también hace un gran trabajo, con un personaje audaz y divertido. Al principio tenía dudas acerca de su papel pero poco a poco me ha ido convenciendo. No quiero cerrar este apartado sin antes mencionar el gran trabajo del resto del reparto principal. Soy muy fan de Ernesto (Juan Gea).


Es una serie cuyas historias no acostumbran a durar más de un episodio. Es decir, hay un hilo conductor de la historia principal pero cada episodio cuenta una aventura distinta de la patrulla. Eso no tiene porque ser ni bueno ni malo aunque a mi me gustaría que la trama se desarrollase un poco más a lo largo de cada temporada. 

Según mi opinión, lo peor de esta serie es la duración de cada episodio. Si se tratase de una serie americana, duraría 40-45 minutos y no se dejaría nada por contar. El formato que parece establecido en nuestra televisión exige episodios largos, que llenen el prime time, típico de las cadenas de televisión generalistas. Esto provoca que haya partes de relleno innecesarias que no aportan mucho a la historia.

En definitiva, El Ministerio del Tiempo es una de las mejores series españolas que he visto en mucho tiempo y os recomiendo que le deis un vistazo. Es para toda la familia, entretenida y muy didáctica.

Puntuación: 8,5/10  

domingo, 5 de marzo de 2017

Moonlight


Ayer fui al cine a ver la película ganadora del Oscar a la Mejor Película de este año, La La Land. Perdón, Moonlight. Me he confundido. 

La cinta, dirigida por Barry Jenkins, es un duro relato que trata las diferentes etapas de la vida de un chico de raza negra con graves problemas sociales en un entorno tan conflictivo y marginal como lo es el mundo de la droga. Moonlight es una profunda historia de superación personal, con un reparto muy acertado y con un estilo muy marcado. Es una película que avanza muy despacio y en la que no ocurren demasiadas cosas, pero que expone y transmite a la perfección la dura vida del protagonista, los pensamientos de los personajes y sus sentimientos.

Por lo que respecta al reparto, todas las interpretaciones son muy dignas, de notable alto para arriba. Me gustaría hacer un mención especial para Mahershala Ali, ganador del Oscar al Mejor Actor Secundario, porque su actuación es excelente. 

Por último, solo me gustaría compartir con vosotros una reflexión que tuve al salir del cine. Moonlight es una buena película, no apta para todos los públicos, brillante en algunos aspectos. Sin embargo, no encontré ningún argumento de peso para decir que la cinta merecía el Oscar a la Mejor Película. Sí, es una digna nominada, pero para mí no es la justa vencedora del mayor premio al que puede optar una película. La La Land, mi favorita y ganadora durante un efímero periodo de tiempo, me transmitió mucho más. Pasión, nostalgia, amor al cine...

En definitiva, Moonlight es una de aquellas películas que dan que pensar cuando sales del cine, intensa y profunda. Es un poco lenta y tiene un estilo muy particular, lo que hace que no sea apta para todo el mundo. 

Puntuación: 7,5/10