sábado, 27 de mayo de 2017

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar


Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar ha recibido una mala acogida por parte de la crítica. La quinta entrega de las aventuras del Capitán Jack Sparrow no ha conseguido convencer ni a los críticos ni a parte del público que ya ha visto la película. Según mi opinión, esta última parte no es tan buena como otras de la saga aunque con matices que ahora os contaré.

Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas (2011) y Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar (2017), cuarta y quinta entrega de la franquicia respectivamente, no son malas películas. Sin embargo, las dos carecen del encanto que sí tenía la trilogía original. El principal problema que tienen ambas es que el factor sorpresa brilla por su ausencia. Son historias con los mismos protagonistas, o casi todos, siguen ligeramente la trama de las anteriores pero no aportan ninguna novedad interesante para considerarlas grandes películas. Esa falta de frescura e innovación son las principales causantes, para mí, de dicha frustración.


Esta quinta entrega no es mala de por sí, tiene momentos buenos, mucha acción, intriga y un villano excelente. Javier Bardem lo borda una vez más como ya hizo en Skyfall. Ser el malo de la película le sienta bien... Probablemente, si esta película fuese la primera entrega de la franquicia, ahora mismo las críticas serían mucho más entusiastas como ya ocurrió con La Maldición de la Perla Negra (2003). Como he dicho antes, la sensación de que lo que estás viendo ya lo has visto es lo peor de la cinta. 


Por lo que respecta al reparto, aparte de Javier Bardem salvaría a Geoffrey Rush, interpretando una vez más al incombustible Capitán Barbosa, y a Johnny Depp, como el gran Jack Sparrow. 

En definitiva, como ya dije hace un par de semanas tras ver Alien: Covenant, no sé hasta qué punto la prolongación de este tipo de franquicias es o no beneficioso para el mundo del cine. La única explicación que encuentro es que son éxitos de taquilla y mientras siga así, las productoras continuarán vendiéndonos más de lo mismo con cada entrega. El dinero es el dinero.

Puntuación: 6,5/10

sábado, 20 de mayo de 2017

Déjame Salir


Déjame Salir se convirtió en todo un fenómeno cuando se estrenó en Estados Unidos. Con buenas críticas tanto del público como de la crítica, la película arrasó en la taquilla norteamericana. Después de haberla visto entiendo el porqué la ópera prima del director Jordan Peele tuvo tan buena acogida.

La película cuenta la historia de Chris (Daniel Kaluuya) y su nueva novia Rose (Allison Wiliams), quienes deciden ir a pasar un fin de semana a casa de los padres de ella para que conozcan a su nuevo novio. Aparentemente todo es normal. La casa es magnífica, sus suegros son encantadores y el servicio es muy complaciente. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y lo que empieza como un fin de semana perfecto, acabará convirtiéndose en una auténtica pesadilla para Chris.



La historia es un soplo de aire fresco para un género, el de terror, en el que prácticamente está todo inventado. Según mi opinión, uno de los puntos fuertes de la película es que no es nada predecible y mantiene la intriga en todo momento. Es una historia muy inquietante, con algún que otro susto y con un debate racial de fondo bastante interesante. 

Otro de los puntos fuertes de la cinta es la construcción de algunos de los personajes ya que su presencia resulta escalofriante de por sí. En algunas películas, los silencios, las miradas y los gestos de los protagonistas funcionan mejor que los sustos, como ocurre en Déjame Salir. El reparto está acertado y las interpretaciones son correctas.

En definitiva, recomiendo a todos los amantes del terror y del suspense que vayan a ver esta intrigante película. No es la mejor que habréis visto, pero seguro que será una de las pocas que os sorprenderá en mucho tiempo.

Puntuación: 8/10


domingo, 14 de mayo de 2017

Alien: Covenant


Después de salir decepcionado del cine tras ver Prometheus, tenía la esperanza de que el maestro Ridley Scott reconduciría la situación para hacernos disfrutar como lo hice cuando vi Alien: El Octavo Pasajero (no hace muchos años que vi toda la saga porque cuando se estrenaron aún no había nacido). A pesar de ser mejor que Prometheus, Alien: Covenant me dejó un sabor agridulce.

Por un lado, la última entrega de Alien es visualmente espectacular, con unos efectos especiales excelentes. De por sí, es entretenida y si en Prometheus la aparición de Aliens era más bien limitada, en esta película Scott es mucho más generoso. Además, la historia expande un poco más el universo cinematográfico del xenomorfo más famoso del cine, lo cual es una buena noticia para los fans, y deja abierta la puerta a futuras secuelas. Tiene buenas escenas de acción y de suspense y su duración es correcta, así como su ritmo, que es frenético.


Por otro lado, la parte negativa de la cinta se puede resumir en dos puntos. El primero es que el personaje de Michael Fassbender (no su actuación) no me convenció. No me gustó en Prometheus y continuó sin gustarme en esta entrega. Lo peor es que este personaje roba protagonismo al mismísimo Alien y pienso que esto juega en contra de la película. El segundo punto, que es incluso peor que el primero, es que Alien: Covenant no aporta nada nuevo. Como he dicho antes, expande un poco el universo Alien pero durante la película tuve la sensación de que todo lo que estaba viendo ya lo había visto antes.

En definitiva, si tuviera que resumir la película en una frase, sería la siguiente: "Peor que la trilogía original, mejor que Prometheus, pero Alien: Covenant es más de lo mismo".

Puntuación: 6,5/10

domingo, 7 de mayo de 2017

Iron Fist

Año: 2017
Creador: Scott Buck
Reparto principal: Finn Jones, Jessica Henwick, Jessica Stroup, Tom Pelphrey, David Wenham y Rosario Dawson.
Episodios: 13
Duración:  55 minutos 


Después de Daredevil, Jessica Jones y Luke Cage, llegó el turno de Iron Fist. El cuarto superhéroe de la alianza entre Marvel y Netflix se estrenó el 17 de marzo y es la última serie antes de la llegada de The Defenders, que unirá a los cuatro superhéroes.

Iron Fist cuenta las aventuras de Danny Rand, un chico multimillonario que fue dado por muerto cuando su familia tuvo un accidente de avión en el Himalaya. Unos monjes de K'un-Lun logran salvarlo y gracias a un entrenamiento severo durante años, se convierte en Iron Fist (Puño de Hierro). Años después, Danny decide huir de K'un-Lun para regresar a su Nueva York natal y reclamar lo que es suyo. Sin embargo, una vez allí descubrirá que La Mano, principal enemigo de Iron Fist, se ha apoderado de la empresa que su padre fundó y deberá usar sus habilidades para hacer frente a sus enemigos.


Iron Fist ha recibido muy malas críticas y, según mi opinión, no son del todo merecidas. Es una serie entretenida y con mucha acción. Ésta y Daredevil son series más fantásticas mientras que Jessica Jones y Luke Cage, a pesar de ser también de superhéroes, tienen un toque mucho más realista. Personalmente, me gustan más las primeras y pienso que Iron Fist cumple con las expectativas. Tiene todo lo que una serie de este género ha de tener.

Desafortunadamente, hay algo en contra de esta serie que debo decir. Soy fan de Marvel y pienso que la mayoría de series que Netflix produce son de buena calidad. Sin embargo, después de ver las cuatro series (todas tienen 1 temporada menos Daredevil, que tiene 2), las empiezo a encontrar un poco repetitivas. Lo peor de Iron Fist es que no aporta nada nuevo a este universo creado por Netflix y Marvel.


En definitiva, si alguien solo ha visto Iron Fist, estará de acuerdo conmigo en que es una digna serie de superhéroes, muy divertida y con buenas escenas de acción. En cambio, si tenemos en cuenta las otras series, a Iron Fist le ha podido perjudicar ser la última de las cuatro porque es un poco repetitiva y no aporta nada nuevo al universo. Por mi parte, estaré pendiente de The Defenders aunque debo admitir que empiezo a estar un poco saturado de este tipo de series.

Puntuación: 7,5/10 


lunes, 1 de mayo de 2017

Guardianes de la Galaxia Vol. 2


La primera entrega de Guardianes de la Galaxia es para mí la mejor película del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM). Su humor, una banda sonora espectacular, los personajes y una historia de lo más atractiva fueron algunas de las razones por las que la película dirigida por James Gunn me convenció en su momento. Las expectativas para este segundo volumen eran altas y a pesar de que la película sigue la línea de su predecesora y no aporta muchas novedades, no me decepcionó.


Marvel repite la fórmula de la primera entrega para ofrecernos una película visualmente espectacular, con mucho colorido, muy buen rollo y una música excelente. El espíritu ochentero que parece haberse apoderado de esta franquicia le da un toque único e inconfundible. La historia es muy entretenida y divertida, con mucho humor y muchas situaciones cómicas. En esta segunda parte la historia no se centra tanto en Thanos y las Gemas del Infinito, sino que se centra en descubrir el origen de uno de los guardianes más carismático, Star Lord (Chris Pratt). El ritmo es frenético y sus dos horas de duración me pasaron volando.


Por lo que respecta al reparto, Star Lord y Gamora (Zoe Saldana) continúan siendo los que tienen más peso en la historia aunque nada sería lo mismo sin Rocket, Baby Groot y Drax (Dave Bautista). Este último es el más divertido y el que brinda algunos de los momentos más hilarantes de la película. Apruebo con nota a Kurt Russell (Ego) en su incursión dentro del mundo de los superhéroes, aunque pensándolo mejor, él ya es un superhéroe (Plissken Serpiente). Bendecir también el papel de Sylvester Stallone, que a pesar de tener un rol muy secundario, estoy seguro de que puede dar mucho juego en futuras entregas.

En definitiva, Guardianes de la Galaxia Vol. 2 es una digna segunda parte y una de las mejores películas del UCM (pronto la añadiré en el ranking). Es una cinta tan especial que hasta se puede permitir un cameo de David Hasselhoff en uno de los momentos álgidos. 

Por último, solo recordaros que la película tiene 5 escenas post-créditos. Siempre es bueno saberlo antes de ir al cine...

Puntuación: 8,5/10